• trebolarium@trebolarium.com

Nuestros cursos

Corregir tu novela

El sistema de edición clásico, antes de que Internet irrumpiera en el escenario, ofrecía dos únicos canales de publicación posibles. Uno era la autopublicación donde era posible pagar a un impresor por crear el libro y el escritor era el corrector, el editor y el distribuidor y la segunda opción era el de tratar que un editor se fijara en tu obra para que ésta fuera publicada con mucha más capacidad de distribución. El editor se convertía, así, en una especie de filtro que decidía qué obras serían conocidas por los lectores y cuáles no.

Pero cuando un editor empieza a recibir cientos y miles de manuscritos diarios, sucede que le resulta imposible leerlos y publicarlos todos, así que empieza a generar un sistema arbitrario de selección de obras.

Intenta imaginarte que eres un editor que recibes cien manuscritos al día. Eso significa que tendrías que leerte cien libros al día y eso es imposible así que te lees la primera página de cada libro y con todo y con eso deberías leerte cien páginas al día. Entonces tienes que elegir un criterio de selección rápido.

Primero, eliminas los libros que no entran en tu criterio de edición, es decir, aquellos que son de temáticas que no eliges o que no tienen mercado. Después desechas los libros que contienen los fallos más evidentes: si una obra contiene errores ortográficos, se lee hasta el primer error y acto seguido se desecha.

Después se eliminan las obras que tienen un mal estilo narrativo. Eso es algo que se puede saber en la primera página.

Finalmente se deshecha aquellos principios que, aún estando bien escritos, con un buen estilo, son anodinos, lentos, que anuncian un recorrido literario con poca intensidad.

Pasado este criterio, se decide publicar y aún así no se tiene la garantía de éxito en el mercado.

Estos criterios se dejan muchos diamantes en bruto en el camino. Son muchas las veces que se conoce la historia de un escritor famoso con gran éxito que ha sido despreciado previamente por cientos de editoriales y sería bastante interesante saber por qué motivo despreciaron su manuscrito. En muchas ocasiones ni siquiera fueron leídos.

Ahora se puede publicar todo y un escritor puede ser autoeditor con más fortuna que antes. Pero eso no quiere decir que seamos conformistas con nuestra obra. Deberíamos ser tan exigentes como una editorial a la hora de publicar nuestro trabajo ¿por qué?

Pincha en la imagen para acceder a más información sobre el curso “Cómo escribir una novela”

Te daré un argumento que espero que te convenza.

 

Una editorial que decide invertir en un escritor desconocido, se juego mucho, no sólo dinero. Tiene que emplear sus recursos de impresión, sus materiales, hacer trabajar a todos sus departamentos (corrección, edición, impresión, distribución, marketing…) debe invertir en la publicidad de ese libro sin saber la reacción exacta del mercado y, sobre todo, si por algún motivo el mercado rechazara el libro, y no sólo lo rechazara sino que lo odiara, su prestigio como editorial podría quedar en entredicho.

Si tú decides ser el editor de tu libro, lo que arriesgas es lo que tú eres, tu prestigio, tu presencia como escritor y, lo que es más importante, todos tus futuros trabajos, ya que un lector sólo da una oportunidad a un escritor. Si fallas, nunca volverás a ser leído. Si aciertas, aunque el siguiente libro fuera un desastre (que no debes permitirlo), seguirían leyéndote.

Por ese motivo deberías intentar que tu trabajo brille en todos los aspectos:

1. Ortografía impoluta

2. Estilo depurado

3. Historia con fuerza

En el curso “Cómo escribir una novela” desarrollamos estos tres aspectos.

 

 

¿Te gusta escribir? Descárgate nuestra guía gratuita para empezar tu libro hoy mismo y publicarlo en Trebolarium. ¡Estamos esperando ansiosamente tu primer libro!

Conoce a nuestro profesor del curso “Organización y Planificación, ¿Serán importantes”

En este vídeo presentamos a nuestro profesor, Juan Rosado, una gran persona y un gran coach y su curso de organización:

 

Accede a los cursos pinchando en las imágenes:

 

 

 

 

¿Te gusta escribir? Descárgate nuestra guía gratuita para empezar tu libro hoy mismo y publicarlo en Trebolarium. ¡Estamos esperando ansiosamente tu primer libro!

Lo sencillo es de agradecer

Algunas ramas de la espiritualidad, te explican fórmulas complicadas para hacer autotest relacionados con aspectos psicológicos o físicos que obstaculizan nuestro devenir. Muchas de estas áreas de conocimiento se apoyan en la kinesiología para estos fines pero son complicadas y difíciles de comprender además de costosas.

Ésta técnica de desbloqueo emocional subconsciente, por el contrario es sencilla, global y económica. Nos la enseñó un maestro espiritual y la hemos reflejado en un sencillo vídeo que dura apenas unos minutos. Pero una vez aprendida nos sirve para encontrar tropiezos y a la vez desbloquearlos.

Se hace, como toda técnica kinesiológica, mediante preguntas binarias con posibles respuestas de “sí” o “no” y se pueden haces preguntas como éstas:

 

¿Tengo implementado un programa de escasez?

¿tengo problemas con este alimento?

¿esta persona me transmite malas energías?

¿Este trabajo es bueno para mi salud o para mi economía futura?

Toda respuesta psicológica y espiritual puede preguntarse y responderse mediante este test y lo más curioso es que también puede desbloquearse utilizando la misma técnica. Por eso nos gusta, por sencilla y por cómoda.

Eso sí, no es una técnica apta para científicos, ni para amantes de lo verídico, lo probado científicamente o para los agnósticos. En realidad se trata de una técnica para quienes desean experimentar, conocerse, probar en el plano de lo espiritual y de aquellos que aman la parte mágica y misteriosa de la vida aunque sólo sea por curiosidad, como quien graba psicofonías en un cementerio.

Personalmente no estoy de acuerdo con aquellos formadores de lo espiritual que imponen precios astronómicos a sus cursos formativos y que, además nunca están completos, te obligan a hacer otros cursos para completar los anteriores y necesitan que siempre estés pagándoles formaciones una y otra vez. No creo que lo espiritual deba comercializarse con tanta ostentación.

La formación espiritual debe ser accesible, sencilla y completa, como este curso donde lo que se paga es la elaboración del curso más que su contenido y que, tras realizarlo, no necesitas saber nada más.

 

 

¿Te gusta escribir? Descárgate nuestra guía gratuita para empezar tu libro hoy mismo y publicarlo en Trebolarium. ¡Estamos esperando ansiosamente tu primer libro!

Cuando se unen dos sentidos

Algunos músicos son grandes genios y no saben ni siquiera lo que es una clave de sol. Y es que han desarrollado una capacidad de reproducir sonidos extraordinaria, lo que les convierte en grandes intérpretes e incluso en creadores musicales. Son capaces de visualizar los tonos, una percepción que no le es concedida a todos los músicos de carrera. Visualizar el tono, significa precisamente eso, visualizarlo en su mente, asociar el sentido de la vista al sentido del olfato y ser capaz de poder visualizar una música cuando la están oyendo. Hay músicos que ven rayas a distintas alturas… supongo que eso es lo que visualizaría quien inventó el solfeo, el lenguaje con el que se escribe la música.

Sin embargo, la capacidad de reproducir sonidos a la perfección no sólo es patrimonio de los visualizadores de tonos. También están los olfateadores de tonos, capaces de asociar tonos musicales con tipos de olores o los sensores del tono que asocian sensaciones a cada música y no debe ser patrimonio de los músicos genuinos porque, no debe ser una casualidad que los azules y verdes sean tratados como colores fríos mientras que los rojos y anaranjados sean tildados de calientes… no deja de ser una asociación de dos sentidos.

Pero quienes pueden percibir la música con dos sentidos o cualquier tipo de arte, comprenden con más eficacia los mecanismos de lo artístico hasta el punto de poder interpretarlo con una pasión que no es comprendida por los meros ejecutores de la música solfeada.

Accede al curso para aprender a sacar de oído los acordes de una canción en guitarra

Esta cualidad es innata en estos descifradores de la música con sus oídos multisentidos pero ¿podría ser aprendida? Un estudioso de la música que no sabe manejarse sin partitura ¿podría aprender a interpretar de oído? Me resulta difícil considerar la necesidad de un virtuoso de la interpretación de aprender a tocar de oído. Sin embargo, quizá pueda comprender y, quien sabe, sentir la música con más de un sentido… es una experiencia tan increíble que uno no deja de asombrarse de la belleza de la música. A fin de cuentas, un visualizador de tonos, experimenta la música como si alguien estuviera dibujando un paisaje en sus oídos.

Por eso es tan fácil para un visualizador poder crear música, porque sólo tiene que trazar esbozos en el aire.

 

 

 

 

¿Te gusta escribir? Descárgate nuestra guía gratuita para empezar tu libro hoy mismo y publicarlo en Trebolarium. ¡Estamos esperando ansiosamente tu primer libro

 

 

 

La historia del Tarot

No existe un origen claro en el tiempo de las cartas del tarot pero sus primeras referencias datan del siglo XIV. La primera referencia que se tiene del tarot se sitúa en Italia, de donde es la baraja más antigua que existe en la actualidad que es la del duque de Milán, Filippo María Visconti y que se encuentra en la Universidad de Yale. Es la conocida como Visconti-Sforza que posiblemente se encargó para el casamiento de su hija Bianca María con su sucesor el Duque Francisco I Sforza. En estudios realizados por ocultistas de los siglos XVIII y XIX como Antoine Court de Gebelin y otros, se relacionan los arcanos del tarot con la simbología egipcia. Otros autores opinan que fueron los gitanos, pueblo nómada que atravesó todo el Mediterráneo, quienes promovieron el tarot como un sistema adivinatorio aunque este uso aparece con seguridad en Italia y Francia del siglo XVIII siendo a finales de siglo cuando el tarot fue asociado al misticismo y la magia y dejó de utilizarse como la transmisión de un pensamiento filosófico. Marie-Anne le Normand popularizó la adivinación y la profecía durante el reinado de Napoleón I debido a la afinidad que Josefina tenía con el tarot.

Los herméticos en la década de 1840 estaban interesados en lo oculto y el tarot no era una excepción. La idea de las cartas como clave mística fue desarrollada por Eliphas Lévi quién es considerado como el fundador de las escuelas más contemporáneas del tarot. Carl Gustav Jung también realizó investigaciones del uso del tarot dentro del colectivo imaginario y su efecto en la psique humana.

El tarot egipcio no data de la época de los egipcios sino que utiliza la simbología egipcia por cuando se comprende que ésta forma parte de los arquetipos místicos y humanos de la historia de la humanidad.

Serán los discípulos de Jung quienes desarrollarán sus estudios sobre el significado del tarot y los fundamentos básicos de los arquetipos. Profundizarán sobre lo que ellos llaman el principio de sincronicidad del que ya inició sus andanzas de investigación el propio Jung. Este principio indica que la psique humana es capaz de intuir el presente, el pasado y el futuro en el momento de la tirada de las cartas, o lo que es lo mismo, que las imágenes arquetípicas resultantes de la tirada mantienen una relación sincronizada con acontecimientos pasados, presentes y futuros.

De esta manera se pueden relacionar los arquetipos de las cartas con las figuras representativas de nuestra propia vida si, por ejemplo, aparece la carta del emperador se puede relacionar con la figura del patriarca o el padre.

La interpretación de las cartas del tarot egipcio deben  tener necesariamente un componente individual y espiritual para que enlace con esa intuición subconsciente del lector y pueda dar una información orientadora.

El tarot no es otra cosa que un oráculo que permite la guía sincrónica a la vez que aleatoria que disuelve la incertidumbre de quien pregunta y la respuesta dada será siempre la respuesta sabia. Ocurre de la misma forma similar que cuando solicitamos una pregunta y abrimos aleatoriamente Las páginas de un libro donde, por casualidad, encontramos respuestas que casan perfectamente con la pregunta solicitada. En este curso se aprenden estos arquetipos-arcanos que forman parte de la sabiduría ancestral que justo que es que son los cimientos de nuestro inconsciente colectivo y por eso el tarot puede servir como sistema adivinatorio.

Cursos Trebolarium
impartido por Aisha Tara

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies