¡Quién pudiera lanzar un hechizo tejelanas!

¡Quién pudiera lanzar un hechizo tejelanas!

¡Quién pudiera lanzar un hechizo tejelanas!

 Hoy vamos hablar de películas y libros. ¿Sabes porque las películas no siempre hacen fiel reflejo de sus libros? Pues muy sencillo, básicamente por dos motivos: el primero de ellos, porque muchas veces no es fácil condensar 500 páginas  en dos horas y la segunda razón es porque allá donde no llega el libro tiene que trabajar la creatividad del lector, esa parte es un universo único en cada lector y por lo tanto tú como lector seguramente te habrás imaginado las cosas de una manera muy distinta a como se la imagina el director de la película: las caras de los actores, los escenarios, las expresiones, el vestuario … Pero hay momentos mágicos donde el cine y la literatura coinciden y que yo recuerde, tres grandes trabajos:

“Como agua para chocolate”

Una bellas de ellas, es la preciosa película mexicana basada en el precioso libro “Como agua para chocolate”. La primera vez que yo escuché hablar de esta obra era estudiante de la universidad,  estaba haciendo un curso que se llamaba la novela mexicana del siglo XIX y quedaba un profesor de la Universidad de México D. C. y que era bastante bueno y nos recomendó leer el libro de la película que al parecer ya estaba hecha pero no se comercializó hasta muchos años después en España. 

“El exorcismo”

La segunda gran obra que yo haya leído y sigue muy fielmente el libro es “El exorcismo”. Es verdad que el libro explica muchas cosas muy interesantes que son más difíciles de explicar en la película, pero aún así se trata de una muy buena película.

Harry Potter

La tercera  de mi lista particular es la primera y la segunda de la saga de Harry Potter y ya vamos entrando de lleno en materia pero antes tengo que explicar por qué sólo la primera y la segunda y no las siguientes y es que si eres lector de Rolling  sabrás que hay una importante diferencia entre el número de páginas de la primera obra y la última. Posiblemente haya dos primeros volúmenes en el último y he de indicarte que quien haya leído toda la saga, el último libro se lee casi el doble de velocidad que el primero y por lo tanto le cuesta el mismo tiempo.

Yo de mayor quiero ser Rolling . Quiero escribir como ella, me parece una escritora impresionante y debéis entender que el éxito de sus libros se debe a la forma en cómo los escribe no a la temática, algo de lo que se equivoca bastante la industria. Si os fijáis, cuando un libro tiene éxito, de repente todas las editoriales se empeñan en publicar títulos parecidos y creo que es una errónea estrategia de publicación. Hace mucho tiempo,  en un congreso del descriptores al que asistí, había un escritor que decía que su editor le había preguntado si conocía alguna chica escritora que escribiera novela histórica y hasta ese punto de ridiculez habían llegado las editoriales y todavía no habían empezado a pasar por esa tragedia por la que han pasado todas las editoriales que les ha obligado a adaptarse pero aún así siguen funcionando igual.

Sale 50 sombras de Grey y ya todo el mundo tiene qué escribir novela erótica y eso se me hace tremendamente aburrido. Pero disertaciones editoriales aparte (que curiosamente cada día veo más las cosas desde el punto de vista de una editorial), volviendo a Rowling, lo que le hace grande no es el tema de sus libros sino la capacidad increíble que tiene para invitar a recrearse al lector, para crear un mundo donde verdaderamente el lector puede perfectamente sumergirse y es tan poderoso, que cualquiera que haya leído primer libro y haya visto después la película como me ocurrió a mí puede asombrarse del parecido que hay entre lo que imagino y lo que aparece en la película

Yo soy una lectora que no me dejo influenciar por las modas. Cuando Harry Potter estaba en el mercado, yo ni me enteré porque realmente no estoy al tanto de las de los boom editoriales.

Fue una época en la que me dio por leer literatura infantil porque quería aprender a escribir libros de literatura infantil. Tenía un proyecto de libro, un proyecto que por cierto terminé pero ahí se quedó en la sombra. Le titulaba “Don correcto y sus incorrecciones” y era una colección de cuentos en la que el protagonista era una persona pues de estas pesadas que siempre andan buscando la perfección.

 Por aquellos entonces se vendía la varita de Harry Potter, el video de Harry Potter, la capa de Harry Potter, y todo el merchandaising relacionado con Harry Potter y pensaba que era simplemente literatura infantil y empecé a leerlo como una simple escritora que quería aprender literatura infantil y lamentablemente tengo que decir que Harry Potter me hizo la zancadilla  en mi carrera de escritura literaria infantil porque una vez iniciada la lectura de la primera novela ya me fue imposible dejar de leer hasta terminar la saga.

Por supuesto, si eres harripotero (qué mal suena eso),  sabrás que el kit de la cuestión de la narrativa de Rowling no reside en un género porque es multigénero, ni una temática porque es muy multitemática ni en una estrategia literaria porque también es multiestratégica. Ella mezcla la novela detectivesca y la novela negra con la novela infantil el y los mundos mágicos y esa mezcla única es la que hace que su literatura sea única.

 Además ha trabajado muy bien la técnica del contrapunto creando sus conflictos dentro de la narrativa para dejarte con la intriga hasta el final de la novela donde resolvía todo. Los lectores de Harry Potter nos quedamos con las ganas de más libros entre otras cosas porque en el último libro no resuelve bien la historia y somos seguidores que perdonan por los grandes momentos que nos dio, pero no somos tontos y no pasamos por alto que se resolvía muy mal la historia al final, no por cómo acabó ni por nada sino porque a mi juicio algunos cabos se quedaron sueltos. Supongo que porque Rolling no descartó la posibilidad de seguir escribiendo otro libro y ojalá lo haga, sería divertido. Con un Harry Potter  adulto que tiene que resolver algo… Estaría bien.

En una de las películas aparece una escena que refleja (con muy bien hacer de la mayoría de las películas de la saga), un divertido momento en el que la madre de Ron estaba tejiendo una bufanda y sobre una hamaca había unas agujas que se movían solas y que estaban tejiendo solas la lana.

La dieta del encaje de bolillos

Y todo este rollo que te contado sobre Harry Potter y los libros Rowling escritos en el bar de Piccadilly donde Rolling se iba escribir Harry Potter con el que sueño  con visitar algún día al igual que la casa de Mc Court en Limerick, es para hablarte de el hechizo de  tejer bufandas porque es lo primero que me vino a la mente cuando pensé en una cosa que yo he convenido llamar la “dieta del encaje de bolillos”… y de eso es de lo que vamos hablar en el capítulo de hoy.

La idea me la despertó un día alquien que me preguntó qué  cómo me iba la dieta cetogénica y yo le dije que no la podía llevar en su totalidad porque en realidad yo lo que estaba haciendo era la “dieta del encaje de bolillos” que consiste en, con tus recursos, hacer encaje de bolillos.

Hacer encaje de bolillos es una expresión hecha que no sé si es generalizada en todo el mundo hispanoparlante pero que viene a decir que que estás haciendo algo muy difícil.

Mi madre me contaba que cuando cuando estaba en el colegio le enseñaban encaje de bolillos y le costaba aprenderlo. Es una especie de encaje donde los hilos van atados a unos bolillos o unas piezas de madera y se va elaborando en encaje conforme vas colocando un bolillo por delante o por detrás del hilo que está sustentado por el bolillo anterior y al parecer era algo que requería tanto detalle y tanto cuidado para que no se hiciera mal, que que que se considera bastante difícil y, por lo tanto, cuando algo es complicado y requiere muchos recursos, que es poco probable, o lo que requiere es muy laborioso, se le dice que es hacer encaje de bolillos así que ahora mismo te voy hablar como  es la dieta del encaje de bolillos.

Lo que tú puedes comer con lo que tú puedas hacer

Consiste en que el alimento que puedas acceder, bien porque no tienes poder adquisitivo, bien porque lo cocina otra persona, bien por ambos, o bien porque la dieta que te han dado tiene alimentos inaccesibles para ti por algún motivo, entonces tienes que hacer una adaptación que se acoja a tus recursos, lo que tú puedas comer con lo que tú puedes hacer.

Evidentemente hay una cosa que sí que puedes hacer y es una decidir la ingesta pero aveces hay hambre, a veces tienes bajones de glucosa porque entre tu dieta hay demasiados hidratos de carbono o demasiada azúcar y entonces tienes que hacer cambios. 

Voy a tratar de explicar todas las  cosas que puedes hacer cuando tienes que hacer la dieta del encaje de bolillos.

  • Destierra el azúcar opcional: es posible que no te puedas desprender de algunos alimentos con azúcar  porque no tengas otra opción culinaria pero si hay azúcar opcional de la que puedes prescindir que es por ejemplo leche, a las infusiones, ya sabes.
  • Destierran de tu dieta el pan. Normalmente el pan suele ser opcional y está hecho de harina blanca  así que es posible que puedas acogerte a la opción de no tomarlo y cuando no tomas pan tienes que tomar más alimento y posiblemente sea más carne o más verdura lo que supone un incremento de proporción de vegetales y de proteína en detrimento de las harinas y eso se acerca un poco más a la dieta cetogénica.
  • Intenta desayunar todo lo mas tarde que puedas. Y cenar lo antes posible. Cuantas más horas tu estómago y aparato digestivo estén en reposo, mejor funciona tu resistencia la insulina, algo que necesitas tener de tu lado
  • Si puedes elegir, tomas sólo la verdura del plato y desprecia  lo que no entre dentro de una alimentación sana. Para ponerte un ejemplo, si estás obligada a tomar hamburguesa tira el pan y come solamente la lechuga el tomate y la carne. No es idílico, pero imagínate todos los panes que estarías ahorrando lo largo de tu vida.
  • Lo verde primero. Cuanto más verde verde antes, menos amarillo después.
  • Huevos y latas: son para mí  grandes aliados. Los huevos y las latas de pescado son muy baratos, los segundos no tanto pero si puedes comprar una pequeña cantidad en una lata de pescado puede convertirse en una cena. Con apenas dos euros puedes comprar un paquete de tres latas de mejillones que son tres cenas acompañadas de un tomate  por ejemplo.
  • Mérito del encaje de bolillos es sobre todo los platos de legumbres. Yo creo que nunca he comido tantas legumbres mi vida como estos años y todavía me pregunto qué papel tiene la legumbre la dieta.  Muchos nutricionistas dicen que es bueno, y muchos nutricionistas dicen que es inconveniente en una dieta 3 × 1 y la verdad es que las legumbres son difíciles de clasificar porque no son del todo hidratos de carbono ni proteínas. Normalmente su porcentaje de proteínas oscila entre el 20% y el 50%. El caso es que desde que tienen tanta presencia en mi vida en la que he engordado bastante que doy por hecho que son mis enemigos y que solamente debería reducirlos a una vez en semana. Es lo que trato, intento que sea el último recurso que nos quede por comer pero, como ya te dicho, es un encaje de bolillos porque eso implica que el resto de días tiene que ser carne y verdura o pescado y verdura y eso es tremendamente caro para mi en estos momentos…. te aseguro que me pienso resarcir
  • Elimina el alcohol porque eso sí que es verdaderamente opcional y apuestas siempre por el agua.
  • Se me ocurren más ideas para que puedas hacer tu dieta del encaje de bolillos. Pero si hay una cosa que si puedes hacer que a mí me ha salvado muchas cenas.

 No se me ocurren más ideas para que puedas hacer tu dieta del encaje de bolillos. Pero sí hay una cosa que puedes hacer que a mí me ha salvado muchas cenas.

Cuando por algún motivo me entra dinero  porque se ha vendido un libro o similar, me voy al supermercado o a la frutería y compro alimentos  de los que pueda hacer conservas y los compro crudos porque las conservas son caras y además tienen muchas porquerías incluídas. Compro zanahorias, col, tomate, pepino, espárragos, y y hago muchas conservas que lo voy abriendo poco a poco .

Conservas vegetales

Te voy a explicar una fórmula que me enséñame a la señora mucho hace mucho tiempo que consistía en lavar los espárragos, introducirlos en un tarro de cristal largo , hervimos agua, cubrimos los espárragos dos dedos por encima de agua hervida con vinagre y cerramos el tarro muy fuerte. Después servimos los tarros en una olla aproximadamente 20 minutos y los dejamos enfriar colocados bocabajo.

Existen numerosas recetas de conservas que pueden ser tus grandes aliados. Además una conserva se puede esconder, y lo que quiero decir con esto es que muchas veces llega ser tan difícil, que a lo mejor nos encontramos comiendo en secreto. Un tarro de estos espárragos que se pueden comer tal cual  Y que, por cierto, están buenísimas, puedes comértelos justo antes de la comida que te toque ese día y de esta manera es posible que te sirva para contener en ese plato que no quieres introducir en tu cuerpo. Quizá te parezca aberrante la dieta del encaje de bolillos, incluso surrealista, porque quizá pienses que cómo es posible que alguien pueda permitir comer lo que no quiere comer 

 Pero sí, el caso es que la comida también es un signo de esclavitud. Esa famosa epidemia que nos invade el mundo está bien relacionada con este tema de lo económico.  Hay umbrales alimenticios, claro que sí pero no está todo perdido porque en realidad cualquier problema es superable con conocimientos, estoy convencida de ello. La única libertad está en los libros en los cambios personales y este es uno de ellos. 



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.