Lograr sueños

¿Quieres ser madre?Que nadie te diga cuándo rendirte

No existe diagnótico, prohibición o dificultad que pueda sobrevivir a un deseo intenso así que mantén tu deseo. 

La infertilidad es un concepto relativo. Antes, una mujer tenía que renunciar a la maternidad si algo en su biología o la de su pareja fracasaba. Cada vez más  se van superando obstáculos médicos que permiten a las mujeres y hombres de todo el mundo tener hijos cuando antes no era posible. Eso quiere decir, que en algún momento, alguien decidió romper una barrera.

La conclusión de eso es que cuando un médico te dice que no es posible superar una barrera que te está impidiendo ser madre, lo que en realidad quiere decir, es que la barrera que te impide ser madre todavía no ha podido resolverse, bien porque falten medios para que la comunidad científica encuentre el camino, o bien porque ese médico concreto ha fijado en esa línea su propia limitación.

Esto no tiene intención de culpar a ningún médico, lo que quiere decir  es que por motivos de recursos o de grado de éxito o para no esperanzar a una persona a la que no le puede ofrecer un resultado fácil o también para no sangrar el bolsillo de sus pacientes (es decir, por ética) el médico pone una barrera que hace que no puedas avanzar en tus tratamientos de fertilidad.

Baja reserva ovárica

Una de esas barreras es la imposibilidad de realizarte la fertilización invitro con tus propios óvulos porque ya no hay ovulación en la mujer y es una de las causas más comunes de la infertilidad femenina.

Si un ginecólogo te diagnostica baja reserva ovárica  no va a invertir sus esfuerzos en tratar de estimular tus ovarios para que puedas tener un hijo con tus propios óvulos por una razón muy sencilla y es que tú tendrás una limitación económica y el no puede garantizarte el éxito si utilizas tus propios óvulos. Su tasa de éxito decrece y por lo tanto no es bueno ni para ti, ni para él, ni para otros clientes así que directamente te indicará  que tienes que recurrir a la ovodonación.

Pero eso no significa que tú no puedes ser madre con tus óvulos. Lo único que significa es que ahí te pusieron una barrera. Hoy por hoy existen técnicas novedosas en las que ya se ha podido rescatar óvulos de mujeres que incluso estando en la menopausia desde hace años se han fertilizado con éxito y han logrado embarazo. Esas técnicas todavía no están  disponibles al conjunto de la población pero ya se han hecho estudios favorecedores y muy pronto estará disponible en las clínicas de reproducción asistida, aunque no podemos definir una fecha.

Lo que quiero decirte con esto es que los noes que llegan a tu vida no son ciertos. Cuando alguien te dice “no”, lo que te está diciendo es que su perspectiva o sus límites solo pueden darte la respuesta del “no” pero no significa que su perspectiva sea la verdadera. Tú decides siempre, en todo momento, cuándo te rindes y depende de tu corazón en realidad.

Si te rindes y decides no tener hijos o utilizar otros métodos, debes asumir la responsabilidad de haber tomado esa decisión. Si decides no rendirte, la posibilidad de que se cumpla tu sueño será real hasta que ocurran dos cosas: o que veas tu sueño cumplido o que te pongas un límite de tiempo para seguir luchando… que no tiene por qué ser tu límite biológico.  Y si quieres ser madre no hay nada que te lo impida incluso ante un diagnóstico desfavorecedor. La no-rendición, te acerca cada día más a tu búsqueda.

El curso “Cómo mejorar la reserva ovárica de forma natural”, trata de responder la pregunta de una madre, de una mujer que no quería rendirse, y que decidió buscar toda la información que le fuera posible. El resultado es la información recabada de todos los estudios que en ese momento se hicieron sobre la reserva ovárica  Y la relación de esta con algunos suplementos, algunos niveles hormonales, que podrían regularse con plantas y otros alimentos que pueden ayudar.

Curso “Cómo mejorar la reserva ovárica”

Este curso no puede garantizarte el embarazo lo único que te garantiza es una nueva vía de investigación para que sigas con tus sueños, para que no te rindas, para que avances. En el libro encontrarás información sobre alimentos para mejorar la reserva ovárica, tratamientos novedosos y otras soluciones para aumentar la reserva ovárica naturalmente. Pero el curso parte de la importancia de no descartar la ovodonación, un tratamiento que está a tu disposición y que te permite ser madre  también y por tanto es una opción muy valiosa para considerar cuando llegue su momento. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat