Autoliberación

Los cercenadores de sueños

Llevo semanas pensando en un epíteto que acompañara a la palabra violencia para designar el acto de desilusionar a los soñadores y no he logrado encontrarlo pero sí tenía muy claro que romper los sueños de los demás es un acto de violencia.

Para ser más clara voy a intentar definir qué es un cercenador de sueños partiendo de que un sueño es algo que te hace feliz y que no hace daño a nadie como, por ejemplo, el sueño de escribir.

Un cercenador de sueños, es una persona que trata de convencerte de que tu sueño no se puede cumplir.  Hay varias maneras en las que lo hace y todas ellas son actos de violencia pero algunas son considerablemente más violentas que otras.  Voy a describirte todas las formas en las que un cercenador de sueños te disuade para que no cumplas tu sueño.

Quiero evitarte un dolor:

Algunas personas consideran que no ver un sueño cumplido es tan doloroso que consideran que deben frustrar tu camino para que no llegues a ese dolor, sin darse cuenta de que con el acto ya te están haciendo daño.  Son los que te invitan a que no aspires alto, a que te conformes con otra cosa más fácil, a que busques algo más real…  Cuando les haces caso, pierdes tu mejor oportunidad para ser feliz porque no se trata de conseguir los sueños, se trata de vivirlos desde el primer día.

Tú no puedes conseguir eso:

Estos cercenadores son más crueles. Pretenden que no busques tu sueño haciéndote creer que no tienes habilidades para alcanzarlo. Los más sutiles te hablarán con delicadeza tratando de convencerte para ello. Los más violentos, te insultarán directamente para que te quede muy claro que no puedes alcanzar tu sueño. Sin embargo, las habilidades se aprenden, se desarrollan y requieren un entrenamiento y un aprendizaje y si hay algo que no pudiera ser sorteable, siempre se puede adaptar el sueño a nuestra situación personal.

No te permito que hagas esto:

Aquí ya entramos en la manipulación. Se trata de personas que se consideran con la autoridad suficiente como para impedirte que te dirijas hacia tus sueños. Suelen ser padres o cónyuges y tu mejor herramienta para defenderte de este acto violento es la desobediencia pero no hagas una desobediencia frontal sino escondida. Si la haces frontal, de la misma manera que se han autoerigido con la autoridad para exigirte que abandones tu sueño, usarán toda la violencia necesaria para que abandones fehacientemente tu sueño. Pero no tienen derecho a interponerse en tu camino. Tú has venido a este mundo para cumplir un sueño, es tu labor y si no puedes cumplirlo, habrás malgastado tu vida y tu vida te pertenece, es lo único genuinamente tuyo. Tienes derecho a vivir como desees.

 

¿Tienes un sueño? Entonces quizá te ayude este libro:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies