Nuestros ebooks

Recuperando el gozo…. de ser mujer

“La idea del género está minada de conceptos denigrantes y de minusvalía, y puesto que la conciencia es lo que nos salva del sufrimiento innecesario de la neurosis, que como endemia ha plagado el alma femenina, hacía falta rastrear en el pasado, en el lugar donde habían quedado los valores de lo femenino.”

Alicia Túrtura en “Recuperando el gozo”

En algún momento de nuestra historia, se decidió que la mujer quedaba relegada a un puesto inferior en la sociedad. Sabemos el origen religioso de este acontecimiento pero no sabemos el motivo. Hasta ese momento de ruptura, mujeres y hombres convivían con su feliz separación de tareas: el hombre era el cazador, la mujer era la recolectora, la que hablaba con las plantas y la que sanaba con ellas, era cuidadora y nutridora.

Por, no sabemos qué motivo, se consideró que esto no era importante, quizá fueron demasiados tiempos de guerras y conquistas, lo que dejó el papel de la mujer relegado a un segundo plano, o quizá fuera cierta envidia, miedo o respe

“Recuperando el gozo”

to al poder creciente de la mujer sanadora… no se sabe, pero en algún momento perdimos nuestra situación de igualdad… y sin embargo ésta era necesaria, imprescindible para el buen equilibrio de las sociedades.

A partir del siglo XIX, la mujer decidió conquistar el papel que le correspondía. Había pasado demasiado tiempo a la sombra y había perdido demasiado en el camino: su derecho a las decisiones políticas, al voto, su derecho  a las decisiones económicas, su derecho a la libertad.

Algunos estudiosos afirman que la evolución femenina va acompañada de la evolución social de los países y se da una correlación proporcional entre el desarrollo económico y social de los países junto al papel protagonista de la nueva mujer.

La mujer de hoy ha ganado muchas cosas… sin embargo ha perdido muchas otras y es que las mujeres reivindicativas del pasado siglo no les quedó otra que convertirse en hombres para demostrar sus capacidades y esa contrariedad de ser una mujer que debe hacer conquistas masculinas no ha sido más que un camino de piedras para la nueva mujer que no quiere renunciar a ser mujer con todo lo que conlleva.

Alicia Túrtura, en su libro “Recuperando el Gozo” intenta hacer la distinción que las mujeres de hoy no nos hemos atrevido a hacer y es la de resaltar lo femenino como valioso en sí mismo ahondando en la esencia femenina, en lo que significa ser mujer desde los inicios de nuestra existencia para encontrar nuestra verdadera esencia, aquello que ocultamos de nosotras para no parecer débiles en esta sociedad todavía patriarcal construida no sólo por los hombres sino también por algunas mujeres que decidieron que lo masculino era lo único valioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies