Artículos sobre el acto de escribir

¿Quién decide qué libro es importante?

Una vez conocí a un escritor que le enseñó su trabajo a otro escritor y el segundo, tras leer el trabajo del primero, se atrevió a decirle que dejara la escritura porque no llegaría nunca a nada. Resulta curioso que alguien pueda ser tan atrevido de invitar a otra persona a que deje de escribir, incluso cuando su trabajo no sea brillante, incluso aunque no lo fuera nunca… eso no quiere decir que sus textos no tengan valor. Los historiadores no buscan información veraz de un personaje histórico entre los grandes literatos… sus valiosos textos son diarios del servicio, de los cónyuges, de personas que trabajaron con los grandes o que estuvieron codo con codo y todos estos textos tienen un valor sin precedentes. Nadie debería decirle a nadie que no escriba sólo porque no conoce las herramientas literarias de vanguardia.

Hay dos motivos por los que nunca hay que desanimar a alguien a escribir… bueno, yo diría que hay tres motivos. El primero de ellos es para sí mismo, como terapia,  porque no hay nada que ayude más que escribir para volcar la tensión emocional. El segundo es el hecho de que no se escribe de igual forma para siempre. Las personas mejoran su redacción.  El tercer motivo está relacionado con nuestra historia, con lo que somos y nuestro legado.

Pincha en la imagen para saber más del curso “Cómo escribir una novela” de Trebolarium

Es posible que el manuscrito sea modesto, que esté escrito de una forma sencilla, que no esté a la altura intelectual de los más grandes… pero tiene un valor histórico. Sin ir más lejos, uno de los textos más valiosos que he heredado yo son los poemas y reflexiones de mi abuela, Amparo Alba Patricio, una mujer que vivió  la Guerra Civil Española en primera persona y que con poemas sencillos y humildes trae a mi presente un poco de aquella historia.

Quien le dice a un escritor que su libro no debe existir acomete el mismo acto que quien quema un libro porque borra de este planeta un testimonio valioso de lo que somos.

Por todo lo dicho te animo a que no dejes sin terminar tu proyecto. ¡Qué nada te pare! y si necesitas ayuda, cuenta con Trebolarium para que vea la luz.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat